Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.  

    123456789101112131415161718192021222324252627282930      Página: 4 de 38 

  La sequía agrava el deficiente servicio de agua a 5 municipios (21/10/2022)

J.M. | La Tribuna de Toledo | 21.10.2022

El caudal de la presa de la Mancomunidad del Pusa, declarada no potable, está por debajo del 20 por ciento y sale turbio. «Es lamentable», reprocha el presidente.

El alcalde de San Martín de Pusa y presidente de la Mancomunidad del Río Pusa, Alberto Lucero, lleva al menos una semana con el ceño fruncido. Entonces, los vecinos de los cinco municipios abastecidos por la misma presa advirtieron que el agua, declarada a finales de septiembre como no potable, corría ahora con turbidez. El bajo caudal ha empeorado el resultado de las analíticas y amenaza con dejar sin abastecimiento a las poblaciones de Santa Ana de Pusa, San Martín de Pusa, Villarejo de Montalbán, Retamoso de la Jara y San Bartolomé de las Abiertas.

Los servicios sanitarios prosiguen con analíticas semanales que advierten de los parámetros anómalos. «Ahora el problema es de calidad y de cantidad», apunta el presidente de la Mancomunidad del Pusa, colectivo completado con Los Navalmorales, La Pueblanueva, Torrecilla de la Jara, Malpica de Tajo y Espinoso del Rey. Pero estos últimos disponen de otras fuentes de abastecimiento o de filtros especiales para limpiar el suministro y, en principio, no recurren al caudal de la presa del Pusa, localizada en el término municipal de Los Navalucillos.

De esta manera, los aproximadamente 1.500 vecinos de Santa Ana de Pusa, San Martín de Pusa, Villarejo de Montalbán, Retamoso de la Jara y San Bartolomé de las Abiertas observan desde mediados de mes un agua oscurecida como evidencia de bajo caudal. «Es lamentable la situación ahora mismo. La única solución es que llueva», reconoce al respecto Alberto Lucero, pendiente de que este fin de semana descarguen las precipitaciones previstas en la comarca de La Jara.

El alcalde señala que los vecinos están acostumbrados, después de años con irregularidades, a no beber el agua del abastecimiento público, pero sí recurren a ella inevitablemente para usos comunes como el aseo o los lavados.

La directora de la empresa pública Infraestructuras del Agua de Castilla-La Mancha, Silvia Díaz, se reunió hace unos 10 días con el presidente de la Mancomunidad del Río Pusa para abordar las mejoras de la potabilizadora para el próximo año. La Junta valora también la incorporación de más captaciones para abastecer a estos municipios jareños.

La coyuntura hubiera sido más grave si los otros cinco ayuntamientos de la mancomunidad, los más poblados, no dispusieran de más fuentes de abastecimiento. El Ayuntamiento de Los Navalmorales recurrió durante el primer fin de semana de octubre al agua de la Mancomunidad del Pusa por falta de suministro en sus pozos, pero el día 3 volvió a utilizar la captación propia tras recuperar la normalidad.

Cuatro pueblos jareños se quedan sin agua en el embalse y asumen el gasto extra de bombear desde la presa de San Vicente

El alcalde de Sevilleja de la Jara, Faustino Ollero, da un respingo por el gasto extra que supondrá para los ayuntamientos el bombeo de agua desde la presa de San Vicente. Las cuatro localidades jareñas (Sevilleja de la Jara y la pedanía de Gargantilla, Aldeanueva de San Bartolomé y El Campillo de la Jara) de la Mancomunidad de Río Frío, que apenas superan el millar de habitantes, completaron ayer un cambio en la captación por la escasez de caudal. Como consecuencia, supone recurrir a un agua de peor calidad. En este sentido, la agrupación espera el resultado de las muestras de potabilidad.

La utilización de la captación de la presa de San Vicente resulta frecuente para estas localidades. Y puede que en esta ocasión se prolongue durante meses. El alcalde de Sevilleja de la Jara apunta que las precipitaciones deben repetirse durante «muchos días» para volver a la captación de Río Frío. De lo contrario, aguardan meses con el recurso del embalse de San Vicente, en el término de El Campillo de la Jara.

Esta alternativa supone un gasto extra para estas pequeñas poblaciones porque deben conducir el agua unos cinco kilómetros por tubería y dar un mayor tratamiento al suministro por la calidad.







© 2020. Miguel Angel del Pino Martínez   |  Todos los derechos reservados  |   Condiciones de uso  |  Contacto